Foto portada: Foto de grupo del encuentro en Cerro del Águila. Fuente: El Enjambre Sin Reina

El pasado sábado participamos, a través del grupo de Acción Local de Sevilla, en un encuentro de entidades sociales organizado por el Enjambre Sin Reina, junto a otros 22 colectivos. El encuentro tuvo lugar en Cerro del Águila (Sevilla), y giró en torno a la sostenibilidad urbana, recogiendo reflexiones sobre diferentes modelos de ciudad, y planteando ideas nuevas.

La pasada semana, el grupo de Acción Local de Sevilla participamos en un encuentro de entidades sociales enmarcado dentro del proyecto “EnRedAndo: Participación Ciudadana para la Sostenibilidad Urbana”. El objetivo del encuentro fue reunir a los colectivos implicados o interesados en sostenibilidad urbana para así conocernos y comenzar a crear vínculos y unir fuerzas para trabajar este tema.

El momento elegido fue la mañana del sábado 19, en Cero del Águila (Sevilla), y más concretamente en La Casa Despierta, un espacio dinamizado por un colectivo con igual denominación, que también participó del encuentro. La organización, por otro lado, corrió a cargo de El Enjambre sin Reina, colectivo responsable de la ejecución del proyecto y que se encarga de dinamizarlo. En total participamos personas de 22 colectivos de diferentes ámbitos de trabajo, lo cual ofreció una visión bastante completa de la sostenibilidad urbana.

Una dinámica

Una de las dinámicas del encuentro. Foto: El Enjambre Sin Reina

El encuentro comenzó con una presentación de cada una de las personas que acudimos, en la que explicamos brevemente a que se dedican nuestros colectivos respectivos. Después vino la intervención de Jose Luis Casadevante “Koiss”, de la Cooperativa Garua (Madrid), que impartió una charla titulada “Ciudad y transiciones ecosociales”, que venía a introducir como ha ido evolucionando las ciudades y las propuestas que han ido surgiendo a lo largo de la historia.

Cabe destacar la descripción de los límites de la ciudad más allá de las murallas, extendiendo la definición de lo urbano a las zonas rurales. Esto supone un cambio en la manera de enterder la ciudad que no invisibiliza y excluye lo rural (totalmente necesario para la misma), frente al concepto habitual de ciudad exclusivamente como urbe, cuya intruducción podríamos situar en la revolución industrial. Cómo salidas a esa perdida del vinculo de lo urbano y lo rural surgieron iniciativas a lo largo de la historia para recuperarlo, como es la Ciudad-Jardin (Town-Country) de Howard o el urbanismo protoecológico que evolucionó a partir de la ciudad jardin (viviendas con huerto, como la Herradura de Berlin, precisamente un homenaje a Howard). La intervención destacó además la importancia en la ciudad sostenible de la democracia, justicia social y la ecología. Además, expuso la idea coherencia interescalar, ampliando lo anterior a nivel de comunidad, de barrio y de ciudad (Ecourbanismo).

La intervención dio paso a un debate en el que surgieron nuevas ideas:

  • La inclusión de las personas migrantes (eternas olvidadas)
  • La dicotomía que representa el pensamiento de la gente del barrio frente la perspectiva de los colectivos sociales, que a veces nos situamos como una mera observación externa
  • La importancia de las metodologías participativas
  • La orientación de la ciudad hacia la figura del “hombre trabajador”, que es quien menos la vive. Una concepción que esta pensada para que el sistema funcione y no para sus las personas que habitamos las ciudades, lo que incluye infancia y personas mayores, que son quienes más necesidades requieren de la ciudad.
Desayuno

El desayuno es el mejor momento para “EnRedAndarse” y establecer vinculos de una manera informal. Foto: El Enjambre Sin Reina.

Tras esto tuvimos un descanso con desayuno ofrecido por el mercao social La Rendija, con sus habituales criterios de consumos responsable. Un momento que se tornó ideal para establecer vínculos entre las personas participantes y compartir experiencias de una manera más informal.

La última actividad del encuentro fue el momento para soñar. Trabajando por grupos, tratamos de describir un proyecto de sostenibilidad urbana sin más límites que los de nuestra propia imaginación. Casi todos los grupos nos centramos en el barrio en el que nos encontrabamos (Cerro del Águila, un popular barrio obrero de Sevilla), y desarrollamos nuevas ideas:

  • Grupos

    Uno de los grupos de trabajo soñando sobre un nuevo Cerro del Águila. Foto: El Enjambre Sin Reina.

    La importancia de establecer vínculos entre en el centro y el barrio.

  • Propuesta de cerrar algunas calles al tráfico los fines de semana.
  • Zonas WI-VI: Zonas para disfrutar de la vida.
  • Destinar el poligono anexo al barrio a nuevos usos. Usar muchos espacios y naves de éste que estan abandonados para huertos urbanos, un centro de formación profesional, centros culturales, etc.

En resumen, el encuentro cumplió con sus objetivos iniciales, que eran conocernos, compartir ideas y experiencias y, sobre todo, para que empezar a enredarnos, o mejor aún, a EnRedAndarnos. Para reforzar ésto, y dentro del mismo proyecto, se está realizando un mapeo de colectivos que se pondrá a disposición de los mismos.

El Enjambre Sin Reina es un colectivo que trabaja en sensibilización, investigación, participación, educación y acción en el ámbito ambiental. Pretende transformar las relaciones de las personas con su entorno natural y humano hacia una sociedad más justa y sostenible, apostando un estilo de vida basado en la solidaridad, la diversidad y la equidad. Quiere contribuir a formar parte de una sociedad más consciente del lugar en el que vive y más coherente con las acciones que lleva a cabo.