22 organizaciones sin ánimo de lucro pertenecientes a diferentes sectores, entre ellas Ingeniería Sin Fronteras Andalucía, hemos pedido a los partidos políticos que apoyen una moción para la mejora de la habitabilidad y la sostenibilidad de Sevilla. Vemos a todas luces insuficiente el Plan de Acción por el Clima y las políticas que actualmente se están implementando. La propuesta se debatirá en el pleno de este viernes 25 de mayo y algunos grupos municipales ya han confirmado que la apoyarán.

Mediante un comunicado y una nota de prensa, un total de veintidós organizaciones hemos pedido a los partidos de Sevilla que apoyen una moción para la mejora de la habitabilidad y la sostenibilidad en la ciudad. Algunos grupos municipales ya han confirmado que la apoyarán y la propuesta se debatirá en el pleno de este viernes 25 de mayo. Estas entidades, que no tienen ánimo de lucro y trabajan en muy diferentes sectores de la capital, consideran insuficientes tanto el actual Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible como las políticas que se desarrollan en medio ambiente y sostenibilidad.

Para abordar los problemas que el cambio climático origina en las ciudades, en el año 2008 se impulsó a nivel europeo la iniciativa denominada Pacto de Alcaldes. Con ella los gobiernos locales llegaron a un compromiso colectivo de descarbonizar progresivamente las ciudades y acordar unos objetivos comunes sobre el clima y la energía en el ámbito de la Unión Europea.

Sevilla se adhirió en el año 2009 a dicha iniciativa, comprometiéndose a elaborar un Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible cuya última materialización es el documento que se presenta en este pleno.

Durante su elaboración, los colectivos hemos manifestado, tanto en el Consejo Asesor y de Participación Pública de la Agencia de la Energía y para la Sostenibilidad como en distintas reuniones que han agrupado a más de veinte entidades de nuestra ciudad, la necesidad de conseguir plasmar un documento más ambicioso en sus objetivos, con una participación extensiva a todos los sectores ciudadanos, apoyado en una estrategia sostenida de sensibilización y que logre el consenso mayoritario para convertirlo en un proyecto de ciudad.

En definitiva, un plan a la altura de una ciudad como Sevilla, que sitúe a la ciudad en el año 2030 como un municipio referente también de sostenibilidad y calidad ambiental en el marco europeo.

Una oportunidad que se ve reforzada gracias a que el Ayuntamiento de Sevilla ocupa actualmente la presidencia de la Red Española de Ciudades por el Clima y a que el alcalde ha accedido recientemente a la condición de miembro del Consejo de Gobierno del Pacto Europeo de Alcaldes por el Clima.

Tras reivindicar dichos objetivos en reuniones con los distintos partidos políticos representados en el Ayuntamiento y con el alcalde de la ciudad, las organizaciones y colectivos sociales hemos solicitado a todos los grupos municipales que eleven para su aprobación al Pleno una moción para la mejora sustancial del “PACES y medidas urgentes de sostenibilidad urbana”

En primer lugar, pedimos la incorporación efectiva del conjunto de alegaciones presentadas al PACES en el Consejo Asesor y de Participación Pública de la Agencia de la Energía y para la Sostenibilidad.

En segundo lugar, el desglose e identificación específica de las partidas presupuestarias previstas para las acciones de sostenibilidad en los presupuestos del Ayuntamiento para 2018 y 2019.

Parada de autobús de TUSSAM, el servicio de bus municipal, al paso de uno de los coches. El transporte público es esencial para reducir el uso del vehiculo privado. Foto: Óscar Martín

En tercer lugar, desarrollar y poner en marcha un plan que permita el acceso al Casco Antiguo a toda la ciudadanía sin necesidad de usar vehículo privado no residente (se trata del Distrito con los niveles de contaminación del aire más elevados de Sevilla y su área metropolitana), y que se ejecute un plan de choque para el arbolado de la ciudad replantando los más de 5.000 ejemplares perdidos (incluyendo los centros educativos públicos).

En cuarto lugar, diseñar un Plan de Educación y Sensibilización Ambiental ante el Cambio Climático que incida y movilice a los distintos ámbitos de la ciudad: distritos, empresas, centros escolares, asociaciones, administraciones y otras entidades afines.

Por último, activar de forma inmediata un sistema amplio y efectivo de participación ciudadana, que alcance a los sectores económicos, sociales y ambientales de la ciudad, para conseguir su implicación real y colectiva ante el cambio climático.

Las 22 entidades que reclamamos estas mejoras en habitabilidad y sostenibilidad somos la Red Sevilla por el Clima, Ecologistas en Acción Sevilla, CC.OO. Sevilla, Greenpeace, FACUA Sevilla, Federación de Asociaciones de Vecinos de Sevilla, Acción en Red, Plataforma por un nuevo modelo energético, Som Energía, A Contramano, Colegio de Geógrafos de Andalucía, Iniciativa Sevilla Abierta, Alianza por el Clima Sevilla, Subdirección de Hábitat Sostenible de la ETSA, Escuelas de calor (cerca de 200 AMPAs), ONCE Andalucía, Cáritas Sevilla, USTEA Sevilla, Oxfam Sevilla, Enlázate por la justicia (Manos Unidas, REDES…), Red Andaluza Nueva Cultura del Agua e Ingeniería Sin Fronteras.