Reclamamos en Córdoba la mejora de la movilidad, la sostenibilidad y la habitabilidad de la ciudad.

jueves 22 de septiembre de 2022

jueves 22 de septiembre de 2022

Diversos Consejos de Distrito, AMPAS, Asociaciones Vecinales, asociaciones ecologistas y del tercer sector, instamos al Ayuntamiento de la ciudad a ir más allá de la declaración de Zona de Bajas Emisiones y retomar el Plan de Movilidad Urbana Sostenible basado en las supermanzanas.

En plena Semana Europea de la Movilidad las entidades firmantes defendemos que no sólo los habitantes del casco histórico tienen que tener derecho a una zona libre de contaminación, ruido y emisiones, sino que todas las personas que habitan la ciudad deben poder disfrutar de un aire limpio y un espacio público saludable.

En este sentido, consideramos una suerte y una oportunidad contar con un estudio -ya realizado y sufragado- de la calidad del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (en adelante PMUS) para Córdoba de 2015. Un plan que se basa en el concepto de las supermanzanas, elaborado por la misma agencia que ha asesorado a ayuntamientos como los de Pontevedra o Vitoria, convirtiendo dichas ciudades en referentes de movilidad sostenible a nivel internacional.

El Parque Figueroa es una barriada de la que se infiere el concepto de supermanzana. Construido a finales de los 60, cuenta con 180.000 metros cuadrados de zona peatonal, con viviendas, zonas verdes y de esparcimiento, centros educativos, piscinas, zonas deportivas, etc. Foto: Óscar Martín.

Por lo anterior estamos reclamando a los Grupos Políticos Municipales que sometan a pleno dicho plan, que consideramos correcto y plenamente vigente, y por tanto sencillo de actualizar.

El escrito presentado a los grupos va más allá, y pide además un compromiso de actuación por fases que dure cuatro años, la dotación económica de entre tres y diez millones de euros para los presupuestos de 2023, y la constitución de una mesa de colectivos y organismos de participación, que garantice el seguimiento y que todo transcurra dentro de un proceso democrático y participativo.

El PMUS tiene una extensión de 500 páginas, y recoge en ellas un estudio detallado que se concreta en una relación de propuestas de intervenciones a desarrollar, con el presupuesto necesario para su ejecución. Estas propuestas incluyen, entre otras, mejora del arbolado y del confort térmico de la ciudad, mejora de la habitabilidad, corredores verdes peatonales, trazado del carril bici en la ciudad, medidas de especial protección de centros escolares y de salud, índices de uso del transporte público y propuestas de mejora de líneas, índices de ocupación de la vías por transporte privado y vías de mejora, zonas con déficit y superávit de aparcamiento disponible, y mapa de ruidos. En definitiva, se trata de un plan de movilidad completo, basado en un estudio exhaustivo y en un modelo contrastado y practicado en múltiples ciudades.

“El PMUS recoge en sus más de 500 páginas actuaciones como la mejora del arbolado y confort térmico de la ciudad, corredores verdes peatonales o medidas de especial protección en centros escolares y de salud.”

Ante la gravedad de la situación de emergencia climática y la vulnerabilidad de nuestra ciudad a la subida de temperaturas, es preciso que el consistorio inicie sin más dilación la puesta en marcha de medidas ambiciosas de la envergadura de las que en el plan se recogen, que nos permitan avanzar sólidamente hacia un modelo de ciudad sostenible, más adaptada a la subida de temperaturas y por lo tanto más agradable y más habitable.

La petición es acorde con el art.14 de la Ley 7/2021, del 20 mayo, de Cambio Climático y Transición Energética, que determina que para antes de 2023 todas las ciudades de más de cincuenta mil habitantes están obligadas no sólo a declarar una Zona de Bajas Emisiones, sino también a adoptar Planes de Movilidad Urbana Sostenible.

La propuesta parte de Ecologistas en Acción, y junto a ISF Andalucía, otras muchas organizaciones se han adherido, incluyendo tanto organismos colegiados como entidades a título indivudual. Hasta la fecha estamos trabajando con los Consejos de Distrito Centro y Sureste; las AVV Axerquía, Regina-Magdalena, La Medina, Torre de la Malmuerta, Galea Vetus, Guadalquivir y San Lorenzo existe; las AMPAS López Diéguez, Condesa de las Quemadas, San Lorenzo y Caballeros de Santiago y la red de AMPAS de la Axerquía; las entidades sociales Justicia Alimentaria Global, Paz con Dignidad, Asociación Peatonal Cordobesa “A pata”, la Plataforma Carril Bici, la Plataforma “A desalambrar”; y las plataformas Córdoba Solidaria y Rebelión por el Clima Córdoba.

Foto de portada: Parque de la Asomadilla, en Córdoba. Foto: Óscar Martín.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.