Foto portada: Lectura de manifiesto durante la concentración celebrada ayer en Sevilla para reclamar medidas contra el clima. Fuente: #PorelClimadeSevilla

Estatuas ilustres de Sevilla aparecieron ayer en las redes sociales con mascarillas y ‘pidiendo’ “menos coches, más árboles”, en un día en el que 24 organizaciones sociales que pertenecemos al movimiento ciudadano #PorElClimadeSevilla nos concentramos frente al Ayuntamiento de Sevilla para pedir medidas urgentes frente al calor y el cambio climático. Unimos fuerzas, además, con la plataforma #SomosMigrantes en el Día Mundial de las Personas Refugiadas, porque clima y acogida deben ir de la mano.

Personas voluntarias del grupo de Acción Local de Sevilla, durante la concentración. Foto: ISF

Más de un centenar de personas se unieron este miércoles 20 de junio a la concentración #PorElClimadeSevilla. Entre ellas, personas que participan del grupo de Acción Local de Sevilla de ISF Andalucía, cada vez más activo. El acto se coordinó también con la plataforma #SomosMigrantes, recordando así que muchas migraciones están relacionadas con factores climáticos (según ACNUR, desde 2008, 21,5 millones de personas tienen que abandonar sus hogares cada año por causas relacionadas con el clima).

“Menos coches y más árboles”, son las peticiones urgentes que reclamamos desde el movimiento ciudadano #PorelClimadeSevilla, plataforma de la que formamos parte y con la que nos coordinamos.

Durante la misma tarde, estatuas que representan a personajes ilustres de Sevilla aparecieron ataviadas con mascarillas para protegerse del aire contaminado. Casi inmediatamente, fotografías de éstas fueron llenando las redes sociales, recordando la necesidad de mejorar la habitabilidad de nuestras calles.

Una de las estatuas que posaba reclamando medidas contra el cambio climático. Foto: #PorelClimadeSevilla

La pasada semana, en Sevilla se alcanzaron niveles de contaminación de aire muy preocupantes para la salud. Esto es debido, en buena medida, al tráfico de vehículos, especialmente en el centro de Sevilla. Según el último informe de Ecologistas en Acción de diciembre 2017, en el casco antiguo los niveles de contaminación superaron hasta en nueve ocasiones los niveles de seguridad, y son los más altos de toda la ciudad.

Curro Romero, tan “emblemático” en Sevilla, tampoco se libró del posado de rigor. Foto: #PorelClimadeSevilla

Por otro lado, la ciudad sigue perdiendo sombra verde. Es urgente planificar la reposición y aumento de la masa vegetal de cara al otoño próximo, para garantizar una ciudad habitable para nuestras hijas e hijos.

Las organizaciones convocantes ya pedimos al Alcalde, en reunión mantenida el 8 de mayo, acometer soluciones para estos y otros problemas de la ciudad. Un ejemplo de estas medidas sería la restricción del paso de vehículos al centro. Esto beneficiaría tanto a la calidad del aire y la salud de la ciudadanía como la reducción de las emisiones de gases. El alcalde se comprometió a estudiar soluciones a implementar “después del verano”.